13 de marzo de 2011

TOKIO HOY...

Este año por diversas cuestiones, tengo absolutamente abandonado este pequeño espacio en el que entre otras cosas, vuelco mis pensamiento e inquietudes sobre todo lo que me rodea.

Cierto es que este Blog, pretende ser un rincon educativo donde compartir experiencias relacionadas con la intervención, la formación e incluso el mundo universitario... Pero en esta ocasión siento la enorme necesidad de plasmar en el mis propios sentimientos y todo aquello que me llega del otro lado del mundo a través de mi hermano pequeño.

El estudia en el Sur de Tokio, a 300 km del epicentro del terremoto más fuerte jamás recordado por los ancianos de su ciudad, pero no me habla de desastres, de miedo ni desolación. Curiosamente me transmite una tranquilidad extraña, impropia de este lado del globo, pero muy acostumbrada en el lugar en el que desde hace 6 meses vive como estudiante universitario.

Me llama mucho la atención, esa poderosa capacidad que tienen los japoneses de asumir los hechos tal y como ocurren, de conservar la calma en el peor de los momentos, pero sobre todo... ese sentimiento de unidad y solidaridad bien entendida.

La terrible experiencia de ver a familiares, amigos y conocidos que lo han perdido todo, genera una corriente humana de supera cualquier movimiento.

La ciudad de Tokio desde hoy sufrirá cortes de luz y agua controlados para abastecer a otras localidades más pobres y por tanto y como siempre, con las que la naturaleza se ceba en detrimento de aquellas grandes potencias en las que consumimos, arrollamos y malgastamos todo lo que se nos pone al paso.

Empiezan a ser tan frecuentes estos acontecimientos, que vamos a terminar por acostumbrarnos y yo me pregunto... ¿Quien se acostumbra al dolor ajeno?

1 comentario:

  1. Nadie se acostumbra a ello. Y hoy todavía más cerca. Murcia

    ResponderEliminar